¿Vacaciones?

Yo verdaderamente nunca en mi vida habia hecho tantos trabajos, en cuanto a estudios respecta. En mi apenas 1er año de universidad me ha sacado la chicha (definicion de sacando la chicha para el resto del mundo aqui) pero como no tiene una idea, quiero unas vacaciones en una playa con mucha vodka pero ¡YA!.

Bueno, a lo que vine, vengo a traerles un pedacito de un trabajo que me mandaron en una materia, es sobre poemas, ta vez les suene un poco aburrido a algunos pero la verdad a mi me encanto leerlos, solo que no tenia mucho tiempo para entenderlos asi que algunos de los seleccionados en el trabajo fueron al azar, pero claramente solo les voy a enseñar los que si me gustaron y disfrute al leer.

Para no hacer la cosa tan extensa solo colocare un verso de los poemas y un pedazo del prologo que escribi :).

(ahh el trabajo se llamaba “antología poética” que es una especie de recopilacion de poemas, o algo asi la verdad no recuerdo mucho)

“Decidí para esta antología poética seleccionar poemas de amor, y debo acotar que no solo de amor en su faceta de sentimiento de pareja, sino  también escogí poemas de desamor como parte negativa o confrontación del este sentir, como dijo Cesar Vallejo en su poema amor prohibido “¡Amor, en el mundo tú eres un pecado!”, pues no todo es color de rosa.”

La mamadre.
De Pablo Neruda.

La mamadre viene por ahí,
con zuecos de madera. Anoche
sopló el viento del polo, se rompieron
los tejados, se cayeron
los muros y los puentes,
aulló la noche entera con sus pumas,
y ahora, en la mañana
de sol helado, llega
mi mamadre, doña
Trinidad Marverde,
dulce como la tímida frescura
del sol en las regiones tempestuosas,
lamparita
menuda y apagándose,
encendiéndose
para que todos vean el camino.
Oh dulce mamadre
—nunca pude
decir madrastra—,
ahora mi boca tiembla para definirte,
porque apenas abrí el entendimiento
vi la bondad vestida de pobre trapo oscuro,
la santidad más útil: la del agua y la harina,
y eso fuiste: la vida te hizo pan
y allí te consumimos,
invierno largo a invierno desolado
con las goteras dentro
de la casa y tu humildad ubicua
desgranando el áspero
cereal de la pobreza
como si hubieras ido
repartiendo un río de diamantes.
Ay mamá, ¿cómo pude
vivir sin recordarte
cada minuto mío?
No es posible. Yo llevo
tu Marverde en mi sangre,
el apellido del pan que se reparte,
de aquellas dulces manos
que cortaron del saco de la harina
los calzoncillos de mi infancia,
de la que cocinó, planchó, lavó,
sembró, calmó la fiebre,
y cuando todo estuvo hecho,
y ya podía yo sostenerme con los pies seguros,
se fue, cumplida, oscura, al pequeño ataúd
donde por primera vez estuvo ociosa
bajo la dura lluvia de Temuco.

Bella.
De Pablo Neruda

“Bella,
no te caben los ojos en la cara,
no te caben los ojos en la tierra.
Hay países, hay ríos
en tus ojos,
mi patria está en tus ojos,
yo camino por ellos,
ellos dan luz al mundo
por donde yo camino,
bella.”

La noche y la luz (Esta de mas)
De Ramón Colmenarez

Te observo desde las tinieblas
Con mis ganas de llegar.
Desde este lado, donde suelo esperar
Un poco mas de ti.
Me pierdo entre pedazos.
De palabras que dejas al azar
Soñando a ojos abiertos.
Jurando no volver, a caer.
En el vacio de tus labios.
Que solo tocare en sueños
De tus manos, tan soñadas.
Que se pierden al despertar.

Para finalizar les recomiendo que lean a Pablo Neruda, César Vallejo (quienes fueron mis favoritos y por los que me fue mas dificil escojer) y a Ramon Colmenarez (un chico que escribe en un blog y tiene un Tumblr y bueno búsquenlo por ahi 🙂 #publicidad)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s