ahora soy emigrante…

índice

 

Hace ya 4 meses que estoy fuera de mi casa, en centro américa donde jamás pensé estar, en un país que solo había oído nombrar en los juegos olímpicos o en el futbol.

Paso de una manera irreal, en un momento en el que solo quería escapar de mi realidad, fue de esas cosas que uno pide sin saber el gran riesgo que representa que se haga realidad. Mi experiencia es diferente a la de la mayoría que se va de Venezuela (el país del cual todos quieren huir por que no es el que ahora mismo ofrezca las mejores oportunidades a los jóvenes, adultos, o a casi cualquier ciudadano normal), me fui por una oportunidad de trabajo, un trabajo que tampoco jamás pensé ejercer, pero que me ha enseñado mas del futuro de lo que yo me imagine nunca, de todas las cosas que he hecho creo que esta ha sido la menos planeada, a pesar de que siempre me he dejado sorprender por la vida, tengo que aceptar que en términos generales me gusta tener un plan, eso me lo enseño mi padre, siempre tener un plan mas o menos elaborado para ir marchando hacia eso, creo que esa herencia se la debo a mi abuelo, mas o menos por ahí debe ir la cosa.

En mi experiencia como emigrante debo decir que: no me ha faltado nada material, he estado rodeada de cuando amor se pueda tener estando tan lejos de casa y he tenido ganancias, hasta ahora ninguna perdida (a excepción de mi antiguo empleo que lo extraño todos los días); todo esto es gracias al modo en el que me vine que repito fue con un trabajo que me trajo hasta aquí dándome pasaje, estadía, comida y paga. ¿suena lindo y fácil verdad? pero no lo es, todos esos beneficios debo decir me lo he tenido que ganar a pulso trabajando para pagar ese “micro crédito” que me ofreció este trabajo. pero claro, en términos generales no me puedo quejar, viendo las cosas desde afuera siento como poco a poco todo empeora allá casi hora tras hora, así de rápido se ve todo.

Desde afuera, uno siente mas, tiene un punto de vista que comiendo en mc donalds se ve diferente, que paseando en la calle a las 8 pm sintiendo el friito, te das cuenta que allá (en Venezuela) todo esta cada vez peor, pero la verdad es que siempre estuvo peor.

Yo nunca había salido de mi país, que por un tiempo odie, quería irme a Francia a conocer la torre Eiffel, estudiar moda y convertirme en una de esas altas casas de moda que veía por la televisión, como carolina herrera (la que luego descubrí, siempre ha sido rica y se caso con un hombre aun mas rico que le dio el emporio que es hoy, y no, su apellido paterno no es herrera, ese apellido también se lo dio ese esposo rico, que de paso ya dejo).

Aprendí en estos tres meses, de la manera difícil, que trabajando es que, poco a poco, voy a lograr lo que quiero; que en realidad no tengo muy claro que es lo que quiero, que si pido algo al cielo tengo que saber que voy a hacer si se me cumple, que hay que tener paciencia, que el amor de mis papas es para siempre, que la distancia te cambia la vida, y que cuando emigras es como morir; de cierta forma, te vas, todos lloran un tiempo, pero luego siguen su camino, y si vuelves no será como antes. Todos ya habrán aceptado tu perdida y tu eres un momentico ahí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

… ser venezolano en este momento historico, es dificil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s